Reducir la violencia y el dengue son los desafíos del GOES

18 de septiembre de 2014 03:49 AM

6 0

Reducir la violencia y el dengue son los desafíos del GOES

FUSADES considera oportuno que el Estado enfoque sus esfuerzos en proteger a los estudiantes afectados.

Presentación. Miembros del Departamento de Estudios Sociales de FUSADES realizaron ayer la presentación del informe de coyuntura social de El Salvador en el primer semestre de 2014.

Evitar la violencia que sufren estudiantes y miembros de la comunidad educativa del país, y cómo frenar la epidemia de dengue deben ser las prioridades del Gobierno, así lo indica el informe semestral de coyuntura social de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES).

Aunque poco menos del 1 % del total de escuelas y miembros de la comunidad educativa han sido víctimas de la violencia, la percepción del fenómeno se mantiene alta debido a los traumas que causa, afirma el tanque de pensamiento.

Los datos de la Policía Nacional Civil que utilizó FUSADES para hacer su análisis reflejan que entre enero y julio de este año un total de 19 estudiantes y un maestro fueron asesinados.

El reporte policial también detalla que se contabilizan 29 personas de la comunidad educativa que fueron extorsionadas y otras 47 denunciaron amenazas.

La inseguridad que atraviesa el país y que es denunciada constantemente ha provocado que el promedio de homicidios haya subido de ocho a 11 cada día.

Los jóvenes entre los nueve años hasta los 29 años son el grupo de la población más afectados.

Testimonios de alumnos detallan que grupos delictivos los obligan a formar parte de sus filas cuando apenas cursan el quinto grado. Varios adolescentes que se negaron a formar parte de las pandillas juveniles fueron asesinados.

Asimismo, estudiantes deben asistir sin uniforme a centros educativos públicos para evitar ser atacados.

Los hechos delictivos también ocurren adentro de los salones de clases, dijo FUSADES, y algunos pandilleros intimidan a los maestros, quienes pierden su autoridad.

La inseguridad genera ausentismo escolar o abandono por completo de los salones de clases.

El comercio también se ha visto afectado por la inseguridad. Las empresas salvadoreñas, desde micro hasta grandes, son extorsionadas o sufren robos con frecuencia. La criminalidad frena la inversión.

FUSADES considera que es conveniente que el Estado cree una estrategia integral para contrarrestar la violencia escolar.

Los docentes laboran en contextos de violencia, lamentó Helga Cuéllar-Marchelli, directora del Departamento de Estudios Sociales (DES), de FUSADES.

En el sector salud, por su parte, el tanque de pensamiento lamenta que los esfuerzos para controlar la epidemia del dengue han sido “infructuosos”.

La enfermedad transmitida por el zancudo, que también genera el padecimiento del chikungunya, deja en evidencia la vulnerabilidad del país en factores sociales, económicos y ambientales.

La infección es transmitida por el insecto que se reproduce en aguas estancadas, floreros y pilas.

Las autoridades han admitido que la falta del servicio de agua potable provoca que las personas se vean obligadas a captar el líquido en barriles, lo que provoca la reproducción del zancudo.

El último reporte del Ministerio de Salud Pública detalla que existen 11,715 casos confirmados de dengue entre enero y septiembre de 2014 y que la cifra es superior a la del mismo período del año pasado, cuando la entidad sanitaria notificó 6,702 casos.

El departamento de San Salvador, con más alta densidad poblacional, acumula 3,845 casos.

FUSADES considera oportuno que el Estado realice una política de prevención, pues ahorraría recursos. El Gobierno invierte más de $100 al día para atender a un paciente con dengue.

La cifra aumenta a $1,000 diarios si el enfermo necesita atenciones especializadas en la unidad de cuidados intensivos, según datos revelados por el viceministro de políticas de salud, consignado en el reporte de FUSADES.

En el caso del abordaje al chikungunya los esfuerzos también deben enfocarse a la prevención.

A la fecha, el reporte estatal detalla que suman 16,000 casos del virus que proviene de África.

Por su parte, Nicaragua con similar cantidad de población solo tiene 16 casos.

Fuente: laprensagrafica.com

A la página de categoría

Loading...