Productora salvadoreña se rebusca para llevar la primera comedia salvadoreña al cine

10 de septiembre de 2014 07:39 PM

46 0

Productora salvadoreña se rebusca para llevar la primera comedia salvadoreña al cine

Este jueves, después de dos horas frente a la pantalla del cine, usted podrá dar su veredicto sobre la nueva producción cinematográfica salvadoreña. Para que esta película llegara hasta su sala más cercana, Clak Films pasó aproximadamente dos años entre la búsqueda de patrocinios para financiar el proyecto, la filmación y la postproducción. El equipo asegura que se filmó en condiciones estándar, durante un mes, cumpliendo el plan que se habían trazado desde el nacimiento de la casa productora.

En 2011, Cristina Meléndez, protagonista y productora de la película, regresó al El Salvador luego de haber cursado estudios en comunicaciones y teatro en el Nova Southeastern University en Miami para fundar Clak Films. La idea de Meléndez era hacerse de cierto prestigio internacional que sedujera a las marcas para brindar su apoyo a la hora de echar a andar un proyecto de mayor envergadura, como La rebúsqueda. Así, entre 2012 y 2013, produjo una serie de comedia para televisión, "Los Torres", y un cortometraje y un largometraje dramáticos, "Entre ángeles y demonios", y "Contrastes". Ambas filmaciones fueron llevadas a festivales internacionales de cine, como el Best Short Competition, en California; el Skyfest Film and Scrip Festival, en Carolina del Norte, Estados Unidos; y el International Film Festival for Peace, Inspiration, Equality y los International Movie Awards, en Jakarta, Indonesia.

Esta ha sido una de las producciones más ambiciosas y con mayor despliegue a nivel publicitario, y es que en palabras de Meléndez, "si uno no se avienta a lo alto, es mentira que puede lograr algo". Para que la película lograra un espacio de dos semanas en todos los cines, Clak Films se auxilió de Imprecen Media Group (IMG), que se describe en su sitio web como "una de las distribuidoras más respetadas de la región". La agencia de publicidad Brandstein ha sido la encargada de asesorar en el manejo de medios y la publicidad a la productora. Meléndez es hija del empresario Manuel Meléndez, presidente de la agencia -antes Grupo 5- en donde la actriz trabaja como productora de comerciales.

Con nueve premios bajo la manga, la actriz y productora creyó que la tarea de conseguir patrocinadores para su segundo largometraje sería tarea sencilla, sin embargo estos no fueron garantía de nada. Las marcas tenían otras prioridades en mente. “Tocamos todas las puertas que usted se imagine, costó que la gente creyera en nuestra calidad y en nuestro producto”. De las 38 marcas e instituciones a las que se acercaron, seis dieron el sí para apoyar económicamente el proyecto, pero esto solo cubrió el 50 % de los costos de producción, el resto salió del bolsillo de la casa productora.

Tanto Meléndez como Álvaro Martínez, el director, prefieren obviar los nombres de las marcas que que no dieron su apoyo, pero sí explican que parte de los motivos por los que no se sumaron a la iniciativa tiene que ver con que estas buscaban, más que anunciarse, convertirse en protagonistas del filme: “La gente piensa que estás haciendo un comercial bien largo de ellos. Las marcas se pueden poner sugeridas, pero piensan que uno les va a hacer un comercial de dos horas”.

Al final, Walmart y las alcaldías de las principales locaciones fueron quienes aceptaron el trato, pero con ninguna fue a la primera, afirma la productora. Valiéndose del concepto “road trip”, el trato con las alcaldías de San Salvador, La Libertad, Ataco, Ahuachapán e Ilopango, fue mostrar los principales destinos turísticos para promoverlos a nivel internacional. En octubre y noviembre, el filme se estrenará en Cancún y Playa del Carmen, en México, y Washington, Maryland y Virginia, en Estados Unidos.

Respecto al género escogido para este proyecto, Martínez asegura que prefiere hacer una comedia que un drama: “Como toda cosa artística, las cosas salen como vos las sentís. Veníamos de hacer Contrastes y queríamos salir un rato de la rutina. Además, para qué más drama si es suficiente con la vida que tiene uno aquí”. Aunque asegura que la decisión no tiene que ver con un estudio en mercadeo, los cines salvadoreños tienen registrado que la comedia es el tercer género de preferencia del público salvadoreño, superado únicamente por las películas infantiles y las de acción.

Además de ofrecer un recorrido por algunos puntos turísticos de El Salvador, La rebúsqueda también hará desfilar por la pantalla a 12 actores salvadoreños, algunos más conocidos que otros, entre ellos Regina Cañas y Fernando Rodríguez, quienes han ganado experiencia en el teatro; y Henry Urbina y Sandra Jiménez, quienes habían participado en “Los Torres”, serie producida por Clak. Para Cañas, este fue su primer papel significativo en una película, y explica que la experiencia, comparada con el teatro, es inigualable, ya que contraria a la interacción directa con el público que le ofrece la actuación desde las tablas, con la filmación para cine, en donde el desarrollo del personaje es apreciable hasta que se proyecta en el cine: “Es como que me hubieran dado a probar todos los ingredientes hace un año y hasta ahora puedo darle la mordida al pastel”, describe la actriz. Para completar el elenco, la productora también lanzó la convocatoria a nivel internacional y por la facilidad de adaptación del acento y por la amistad con Meléndez, se escogió al actor cubano Carlos Arrechea.

Para cerrar el círculo de colaboraciones de talento salvadoreño, Martínez también echó mano de músicos nacionales para la banda sonora de La rebúsqueda, entre ellos Roberto Salamanca, Alfredo José y La colección, Brujo, Carlos Galicia y Luzma Andrade. Aunque se les da en los créditos un reconocimiento por derechos de autor, ninguno de los intérpretes recibió dinero por su pieza.

Fuente: elfaro.net

A la página de categoría

Loading...